Cuando vas a cargar un contenedor refrigerado, debes tomar en cuenta ciertos factores para hacerlo de la manera correcta y que el producto llegue en óptimas condiciones a su destino, debido a que en la mayoría de los casos se transportan productos perecederos.

Recomendaciones para cargar correctamente el contenedor refrigerado

Por regla general, las empresas que ofrecen este servicio tienen un personal para cada área específica, es decir, para la limpieza, la evaluación estructural del contenedor, inspectores de seguridad, personal de carga, profesionales encargados de la parte de ingeniería eléctrica y de refrigeración. Cada miembro de este personal debe actuar incluso en la fase previa a la carga de los contenedores.

Se deben vigilar los siguientes aspectos:

  • Inspección del contenedor

Antes de proceder a la carga de un contenedor refrigerado, es de vital importancia que el personal capacitado inspeccione el mismo a nivel estructural, tanto en la parte externa como interna. Esto es muy importante, ya que puedes prevenir pérdidas de dinero o hasta accidentes al descubrir fisuras que pueden comprometer la carga o incluso el costoso equipo de refrigeración que contienen estos depósitos.

En esta fase de inspección, también se requiere la presencia del personal técnico encargado de los sistemas de refrigeración para evaluar todo el equipo que mantendrá la temperatura del contenedor. Esta inspección debes hacerla a nivel eléctrico y en lo que respecta a la cadena de frío.

  • Higiene del contenedor refrigerado

Como se trata de alimentos, por lo general este tipo de actividad está regida bajo normas sanitarias muy rigurosas. Esto implica que el contenedor debe recibir una limpieza profunda antes de usarlo.

Aunque la mayoría de las veces dependerá del tipo de producto que se transporta y de la manera en cómo está empacado, las leyes sanitarias exigen que un contenedor se limpie con determinados productos químicos y con sistemas de agua a presión.

  • Proceso de enfriamiento del contenedor

Antes de que un contenedor sea cargado, es probable que haya pasado un tiempo considerable expuesto a los factores ambientales. Dependiendo del lugar, país o región, es posible que, por dentro, el contenedor esté hirviendo de calor literalmente. Se debe cerrar el contenedor y realizar el preenfriamiento hasta que internamente llegue a una temperatura adecuada en función de la mercancía que será transportada.

Cómo cargar correctamente un contenedor dependiendo de la mercancía

Es fundamental que antes de cargar los contenedores marítimos, estos se encuentren a una temperatura ideal. Después que el personal requerido ya se ha asegurado de que todo está higiénicamente limpio y el sistema de enfriamiento está en buenas condiciones, también debe verificarse que el sistema de drenaje y los conductos de ventilación estén libres de cualquier objeto o residuo que pueda afectar la temperatura del contenedor.

Estas recomendaciones son las mínimas necesarias para que procedas con la carga de un contenedor según la mercancía a transportar:

– No es prudente que la mercancía toque el techo de los containers ni las paredes del mismo.

– Debe considerarse el espacio mínimo requerido para que el aire tenga un correcto flujo sobre todos los productos.

– Si la carga es variada e incluye frutas y similares, debe verificarse que la maduración y la descomposición de estas no afecte a otros productos.

– Clasificar la mercancía y, si es necesario, utilizar refrigeradores separados, ya que los productos que deben ir congelados como las carnes se conservan bien, pero otros alimentos pudieran dañarse en su estructura molecular si se someten a bajas temperaturas.

Conclusión

Por lo general, un contenedor es operado por un personal técnico capacitado, ya que se requiere conocimiento específico. El objetivo de este transporte es que se puedan recorrer grandes distancias vía marítima o aérea y que se conserve durante todo el viaje la cadena de frío.

También te va a interesar: Importancia de los contenedores para el comercio exterior