La gestión logística a gran escala necesita de instrumentos como los contenedores para poder cumplir eficazmente con la distribución de mercancía y bienes que demanda el sector comercial a nivel global. Conoce más a continuación.

¿Qué es un contenedor?

También llamados containers, son unidades de almacenaje utilizadas para transportar mercancía a través de los diversos tipos de transporte, siendo el marítimo el más común.

Este tipo de mega recipiente está avalado por organismos con la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio (UNTACD por sus siglas en inglés) como la mejor forma de trasladar bienes de manera confiable y segura.

En la actualidad, la diversidad del comercio internacional ha llevado a que el contenedor se reinvente al satisfacer las exigencias de los proveedores en cuanto a su tipo y características específicas para transportar prácticamente “todo” lo que se pueda comercializar alrededor del mundo.

Un contenedor para cada mercancía

Con la llegada del contenedor a mitad del siglo XX, su estructura y diseño ha evolucionado hasta llegar a los modelos con los que contamos en la actualidad.

Contenedor seco o dry containers es el tipo de contenedor más utilizado en el comercio, ya que se usa para transportar el 90 % de toda la mercancía a nivel global. Distribuyen exclusivamente carga seca, como comida, ropa, juguetes o cualquier producto que no requiera de un trato especial en su temperatura u otros factores.

Miden entre 20 y 40 pies y están fabricados con acero y aluminio tanto en las paredes como en el piso para soportar la mayor cantidad de peso posible.

Los de 20 pies tienen un largo de 5.9 metros, una capacidad de carga de 25 000 kg y una capacidad cúbica de 33.2 metros. El ancho y la altura interna es de 2.35X2.39 m y el ancho y alto de la apertura en puerta es de 2.30X.2.28 m.

El de 40 pies tiene un largo interno de 12.03 metros, una capacidad de carga de 27 600 kg y una capacidad cúbica de 6.67 metros. El ancho y la altura interna es de 2.35X2.30 m y el ancho y el alto de la apertura en puerta es de 2.34X.2.28 m.

Contenedor frigorífico                                          

Los contenedores refrigerados son usados en el transporte de mercancía sensible a cierta temperatura necesaria para su correcto tránsito. También llamados reefer, se utilizan para el envío de alimentos perecederos, frutas, productos cárnicos y lácteos, plantas o flores, entre otros.

El contenedor tiene instalado un sistema de refrigeración que se alimenta de la electricidad del barco, puertos y camiones de carga.

Entre los tipos más comunes se encuentran los reefers de 20 pies, con capacidad de carga de 27 400 kg y una capacidad cúbica de 28. 3 metros. Los de 40 pies tienen una capacidad de carga de 27 700 kg y una capacidad cúbica de 59.3 metros.

Contenedor plataforma

Es el recomendado para el traslado de productos pesados y de gran tamaño con largas extensiones que superan a las de un contenedor convencional. Se usa para el transporte de mercancía especial como cables, bidones, maquinaria pesada, madera y tuberías.

Existen plataformas de 20 y 40 pies, pero hay disponible tantos tamaños acordes con las necesidades de cada proveedor.

Otros tipos de containers

  • High cube, para mercancía de alto volumen.
  • Open top, que tiene un techo de lona removible para bienes de grandes dimensiones como madera o chatarra.
  • Flat rack, también se utilizan para transportar mercancía de gran tamaño, así como animales.

Con todas opciones, el transporte de carga tiene a su disposición toda una variedad de unidades de almacenaje para satisfacer las exigencias de un mercado cada vez más audaz y competitivo. Esperamos que esta información te haya resultado útil.

También te puede interesar: Aprende a utilizar el container indicado para tu mercancía