Dentro del proceso logístico de tu empresa, el transporte es tan importante como el uso de los lugares donde se almacena la mercancía. Entre ellos, se encuentran los containers, hasta ahora la mejor y más efectiva opción para la comercialización masiva de productos.

Definición de contenedor

El contenedor, como también se le conoce, es una unidad donde se almacena mercancía para luego ser trasladada de un lugar a otro dentro del intercambio comercial de alimentos o artículos. La mayoría están fabricados en acero, con una puerta grande por donde entran y salen los artículos. Siempre bajo las mayores medidas de seguridad.

Generalmente la distribución de estos recipientes se realiza por barco (se estima que un 75 % es por esta vía) y el resto vía terrestre, ya sea por tren o camiones de carga pesada. Su propósito es facilitar el comercio en largas distancias. Para ello, cuenta con el espacio necesario para almacenar la mayor cantidad de mercancía posible de forma segura y eficiente. Hace falta incluir el porcentaje de envíos aéreos.

Los contenedores están fabricados para resguardar los productos de cualquier invasión externa que altere su estado; como lluvias, vientos, golpes o plagas.

Tipos de contenedores disponibles según su uso

Para cada tipo de transacción comercial hay un contenedor con atributos específicos, diseñado para satisfacer tus demandas logísticas. Tanto si el alcance de tu comercio es local como si es internacional.

Una vez que estableces el tipo de mercadería que vas a enviar, también se escoge el tipo de contenedor a utilizar. Debes tener en cuenta las medidas y las necesidades específicas de tu transporte.

Contenedor seco:

Dry Van, es el más utilizado para el transporte de mercancía. Su tamaño es estándar y es el recomendable para enviar productos secos que no necesiten refrigeración ni un recipiente para líquido.

Su tamaño es de 20´,40´o 40´HC. Se denomina High Cube y se utiliza en cargas pesadas como ropa, carbón, aceites, productos corrosivos, cajas, bolsas, máquinas y muebles.

Contenedores refrigerados:

Son aquellos contenedores que tienen en su interior un sistema de refrigeración, el cual permanece activo durante la transportación de la mercancía. De este modo, se mantienen en óptimas condiciones alimentos perecederos hasta su llegada al lugar de destino.

Aquí sin incluyen verduras, legumbres, frutas, productos cárnicos, vacunas, alimentos líquidos y material industrial.