Cada vez se ha vuelto más común la compra y venta de contenedores, existen empresas y personas particulares muy interesadas en adquirirlos. Las razones para obtener un contenedor son muy variadas, sin embargo, es importante conocer si la unidad que se desea comprar está bajo los parámetros legales establecidos y en las condiciones necesarias para su funcionamiento.

Pueden destinarse para ser utilizados como salas de venta, oficinas, bodegas, casas, plataformas de montaje, piscinas o cualquier otra reconfiguración que pueda admitir la capacidad física de este tipo de estructuras.

Consideraciones a tener en cuenta para saber si es legal una unidad

Es normal y legal que las empresas o las personas que poseen containers decidan en algún momento venderlos, podemos observar en redes sociales o en páginas web como se ofrecen unidades de todo tipo.

Al momento de adquirir una de éstas piezas es importante tener ciertos elementos en cuenta que puedan permitir garantizar su legalidad, entre los más importantes se encuentran:

  • Procedencia

Uno de los aspectos más importantes a considerar en este tipo de compra es saber cuándo fue comprado, a quién y para qué fue utilizado. Hacerlo garantiza su buena procedencia. Este tipo de equipos de transporte se encuentran en todas partes, además pueden llegar a tener diferentes propietarios, saber cuál ha sido su trayectoria evitará muchos problemas.

Una forma segura para hacerlo es través de los códigos y marcas que este posea. Los números y la información que se indica en la puerta de estas unidades ayudan a identificarlos y dar información importante de su procedencia y trayectoria.

  • Condiciones físicas

Se debe comprobar de forma presencial las condiciones en las que se encuentra el contenedor. Esto permitirá verificar el estado en el que se encuentra y poder asegurar que se trata de un vendedor real y confiable. Un modo rápido de saber si está en buen estado, es ingresando en el mismo y cerrarlo, siempre tomando en cuenta las medidas de seguridad necesarias.

Con esta prueba se puede constatar que el producto no tenga fuga de luz que pueden representar roturas, abolladuras, pisos rotos, olores extraños o algún tipo de manchas.

  • Legalidad

Finalmente, poder recibir toda la documentación tributaria y aduanera necesaria es la mayor garantía para saber si un contenedor es legal. Es esencial asegurarse de que quien vende la estructura pueda corroborar que la misma ha sido registrada bajo el régimen arancelario que corresponda.

Recomendaciones para evitar estafas

En este tipo de negociaciones suelen ser muy comunes las estafas, al tratarse de un producto que no es de consumo masivo. La mayoría de las personas no tienen experiencia en este tipo de negocios y pueden caer fácilmente en ofertas engañosas.

Algunas recomendaciones para evitar estos engaños son las siguientes:

  • Fijarse en el precio para la compra no es lo más recomendable, algunas ofertas o precios bajos pueden significar que se trata de una farsa. También podría significar que se trata de un producto en mal estado.
  • Nunca se deben hacer depósitos a cuentas personales, por el tipo de transacción solo una figura legalmente constituida puede ofrecer estas unidades en venta. Deben poseer cuentas bancarias debidamente registradas de forma legal y no personal.
  • Comprobar la existencia del container, al hacer una visualización de forma presencial es posible tener seguridad de que se trata de un vendedor confiable.

Saber si los contenedores marítimos están en condiciones legales o no puede llegar a ser un proceso muy sencillo si se tienen en cuenta elementos como los antes mencionados. Ubicar empresas de confianza es la mejor forma para no caer en estafas. Empresas como E-Containers ofrecen una solidez en el sector de la compra y venta de este tipo de productos.

También te puede interesar: Consejos para el buen mantenimiento de un contenedor