El contenedor, también conocido como container es un recipiente diseñado para transportar cargas pesadas o grandes cantidades de mercancía ligera, ya sea por vía marítima, área o terrestre. Estos, están fabricados en diferentes modelos y tamaños para satisfacer las necesidades individuales de transporte.

Tipos de contenedores

Hoy en día existen diferentes contenedores, fabricados específicamente para ciertas cargas, haciendo que el transporte sea mucho más fácil y se pueda conservar de manera eficaz dichos productos sin arriesgar su calidad. Entre los containers más utilizados resaltan:

  1. Contenedores refrigerados: Son todos aquellos destinados al transporte de productos que deben mantenerse en temperaturas específicas, tal es el caso de los vegetales, las verduras, la carne, los productos farmacéuticos, entre otros. Miden de 20 a 40 pies de largo y se subdividen de acuerdo a la capacidad de refrigeración que posean, algunos alcanzan a los -60° y otros permanecen en -25°. En EContainers manejamos una línea completa de contenedores refrigerados que van desde -30° hasta + 30°.
  2. Contenedores hipobáricos: Aparte de poseer un buen sistema de ventilación, cuentan con un sistema de humidificación para la renovación del aire dentro de su cabina y así mantener fresca su carga. Normalmente se utiliza para el transporte de productos vegetales perecederos, como frutas o flores.
  3. Contenedores generales: Son los más utilizados en el negocio de transporte. Se presentan en diferentes tamaños 10, 20, 30, 40, 45 hasta 53 pies de largo, de este modo se ajusta a las necesidades requeridas.
  4. Contenedores isotérmicos: Estos cumplen la función de alterar la atmósfera en su interior, con la intención de transportar productos que requieran una temperatura constante, como por ejemplo pueden ser plantas vivas. Está construido con materiales aislantes que impiden que el calor o frío exterior penetre en el interior del contenedor.

Todas las partes que estructuran los contendores, sin importar su objetivo, son de suma importancia, como también su correcto y contante mantenimiento, de este modo se puede garantizar un gran desempeño e igual prevenir posibles fallas y/o inconvenientes durante su traslado.

Mantenimiento preventivo de contenedores refrigerados

Es bien sabido que todo contenedor debe chequearse frecuente y exhaustivamente para revisar cada componente, al ser los refrigerados quienes poseen mayores partes eléctricas, son los más complicados de mantener con un funcionamiento adecuado.

Si bien la temperatura es clave para el correcto desempeño de los containers reefer, no es lo único primordial. Para asegurar un correcto transporte y minimizar posibles contingencias es necesario tener en cuenta algunos detalles importantes:

Limpieza constante

Es muy imperativo ser meticulosos en este campo, debido a que estos contenedores trasportan mercancía dirigida al consumo humano. Se debe desinfectar con productos químicos y lavar con agua a presión para retirar la suciedad, así como cualquier residuo que pueda adherirse a la chapa del contenedor, también es importante la limpieza de sus partes eléctricas para evitar ciertas fallas.

Revisión y corrección de sus componentes

Antes de cargar es necesario comprobar cada elemento y aplicar las reparaciones correspondientes para asegurar un buen desempeño durante el trayecto, estos elementos son:

  • Compresor
  • Evaporador
  • Panel de Control
  • Ventilación
  • Paredes interiores
  • Motores

Prevención de fallas

Para asegurar un buen mantenimiento, es primordial llevar un registro de fallas e incidentes que ocurrieron con anterioridad en los contenedores o alguno de sus componentes, de este modo se tendrá en cuenta al momento del trayecto para brindar una rápida respuesta y corrección en caso de ser necesaria.

Uso inadecuado del equipo

Siendo un asunto fortuito no deja de ser importante, ya que una mala manipulación de los componentes durante el proceso de verificación o el trayecto de los contendedores generaría incidentes en el funcionamiento de los mismos arruinando su mantenimiento previo.

Todos los contenedores durante su vida laboral se deterioran progresivamente, por lo que es fundamental un mantenimiento preventivo que asegure su perfecto funcionamiento. En el negocio de transporte de suministros, tomar esta problemática a la ligera generaría perdidas de mercancía y daños costosos en los equipos implementados.

mantenimiento de contenedor